8 de agosto de 2013

Análisis: Syberia I & II


Las aventuras gráficas son ese género clásico que de uno u otro modo siempre han estado ahí, desde sus inicios, durante su edad de oro alrededor de 1990, o en el segundo plano que han sido relegadas desde entonces. Tras los clásicos de su gran época, entre las muchas obras que se han hecho parece que no han habido demasiadas destacables o dignas de llamarse clásicos, aunque siempre los videojuegos del historietista Benoît Sokal entran en la quiniela. Syberia, su obra más conocida, y hecha en realidad en dos partes, es la punta del iceberg dentro del género a la entrada del siglo XXI.

Historia

Kate Walker es una joven abogada neoyorquina que es enviada a la ciudad de Valadilène en los alpes franceses para finiquitar la compra de la mítica fabrica local de juguetes autómatas Voralberg por parte de una gran empresa mundial en el campo de la juguetería. Sin embargo, nada más llegar, se da cuenta que lo que parecía una situación rutinaria y sencilla se complica hasta llevar a Kate a un largo viaje buscando al heredero perdido, y aunque al principio se centra en cumplir su cometido con su buffete de abogados, poco a poco se convierte en algo más personal hasta el punto de llevarla hasta más allá del mundo conocido por la humanidad haciendo realidad los sueños del último descendiente de la dinastia de los Voralberg.

Centrándonos en el esquema episódico de Syberia, el conjunto de las dos partes trata de un viaje, con una primera parte más centrada en la misión que se le ha encomendado a Kate, con información de todo su entorno vía teléfono, mientras comienza a fascinarse por el universo que esta conociendo lejos de su hogar, y una segunda parte que trata de lo que realmente quiere hacer más en vez de lo que debe hacer. El relato necesita de las dos partes, de hecho, en el Syberia 2 existe un vídeo resumen del Syberia 1 para poder entender el juego, y en Syberia 1 queda bastante claro que el viaje no acaba ahí.

Esquematizando el viaje completo, todo tratará de viajar de estación en estación, de lugar en lugar, usando una tecnología imposible (Se le considera un juego steampunk, pero máquinas de vapor por aquí pocas o ninguna) y acompañado por Oscar, gran personaje secundario con el que existirá una gran química con Kate Walker. Además, esta tecnología imposible aparecerá en todos los lugares, que indicará que Kate se dirige en el lugar correcto y deberás usar a tu favor para continuar por lo que deberás aprender a usarla poco a poco, mientras que conoces las pecurialidades de cada uno de estos lugares fantásticos donde se harán las paradas, y que incluso en algunas partes se entrecruzará con historias de otro juego de Sokal, Amerzone lo que indica que se encuentra en el mismo universo ficticio.

El Juego

Presentado como una aventura gráfica clásica en tercera persona tridimensional con fondos pre-renderizados, en este caso cumple siendo un motor usado durante toda la primera década del siglo XXI, aunque otros juegos de este mismo tipo mejoran la presentación porque en este caso los objetos 3D destacan un poco sobre el fondo. Sin embargo donde luce más es en el diseño y el nivel artístico, por lo que esto último pasa a un segundo plano.

Con una música tranquila, apropiada y evocante en cada momento, el apartado sonoro destaca también por un gran doblaje al castellano (Información Doblaje Syberia 1 y doblaje Syberia 2), a pesar de que el director de doblaje y ejecutante en algunas voces no sea del agrado de un servidor, pero que en su faceta de director no hay ninguna pega, ya que en dos de los principales personajes, Kate Walker y Oscar, gran parte de la química no se ha perdido y sus actores de doblaje están por encima de lo visto en otros juegos de este tipo, aunque no se trate de un trabajo perfecto.

Diferencias en el interior del tren
entre Syberia 1 y Syberia 2
La jugabilidad normal viene planteada por el uso del ratón para manejar al personaje, teniendo una acción principal sobre los objetos y una secundaria que suele ser información o un comentario adicional si es el caso, además de tener un inventario dividido en objetos y documentos, siendo estos últimos además de usables en el juego, tienen la propiedad de que pueden ser vistos con más detalle. Además, Kate lleva una libreta donde apunta los temas importantes que se podrán usar después en las conversaciones, y un móvil con agenda.

Las diferencias entre las dos partes del juego son ínfimas, el motor es básicamente igual, con algunos detalles cambiados en el uso de las conversaciones y poco más. Sin embargo se ven cambios de diseño inexplicables en escenarios que se repiten en ambas partes, perdonable, pero feo.

Opinión

Si volvemos un poco al principio, ¿Es Syberia un juego que debería ser destacado entre todas las aventuras gráficas junto a las de la época su edad de oro? Rotúndamente sí. Es más, Syberia, junto otras como Broken Sword, cimienta los pilares de las aventuras gráficas más modernas, que en su mayoría hay que admitir que son bastante olvidables, pero tratando de ser objetivo es difícil tildarlas directamente de malas porque no lo son, si acaso aburridas, monotemáticas en el mundo de los crímenes o derivados extraños, y estas aventuras tienen a Syberia como un ejemplo. Pero que no se me malinterprete, Syberia no es un caso de este tipo de "juego aburrido", si bohemio, donde el humor se traza con pinceles pequeños y bien usados, donde se busca una historia bonita e inspiradora, con un diseño artístico que quita el hipo y donde esta claro que se han echado cafés y cafés de inspiración obteniendo un resultado excelente. Gracias a su estilo, ha conseguido la mezcla perfecta entre todos sus aspectos como aventura gráfica, sin caer en la absoluta seriedad pero tampoco tratando de hacer un humor que no le corresponde. A diferencia de muchas aventuras de la última década que siempre tienen una pata por donde cojea y afea el conjunto, Syberia se sostiene tan firme como en el momento que salió, y no quiere envejecer.

Pero hay un detalle que personalmente se me ha venido a la cabeza al jugarlo y no tiene tan clara solución: En muchas otras aventuras gráficas en alguno (o demasiados) momentos la lógica de los acontecimientos y lo que debes hacer a continuación se vuelve muy confuso, o directamente azaroso, y el no poder continuar te puede llevar a usar una guía como último recurso. Es algo normal en este tipo de juegos, pero es algo que en Syberia no ocurre. El juego parece tan bien diseñado que los puzzles son tan lógicos que un poco de paciencia y costumbre en este tipo de aventuras que no te hará falta usar una guía. ¿Y esto no significa que es un juego fácil en vez de bien diseñado? Podríamos llegar a esa conclusión, pero una vez jugado tampoco da es que tenga uno esa sensación. Hay algunos puzzles algo más enrevesados, pero el propio juego te da la información adecuada para sacar la respuesta, si no es en el momento, pues consultandolo con la almohada (como le ha ocurrido a uno mismo en una ocasión). No hay "búsquedas pixel a pixel" (excepto en una ocasión contada que yo recuerde) y una vez acostumbrado a la forma de proceder del juego en algunas ocasiones comienzas a intuir qué objetos van a ser importantes en el argumento, aunque después te equivoques y te sorprenda. Entonces ¿Fácil o bien hecho? No lo sé, tal vez ambas, pero agradezco una aventura que no quiera bloquearte y tirarte hacia una guía a las primeras de cambio y que a pesar de ello te dure un tiempo decente.

En conclusión: Es una obra casi sobresaliente en lo que se le pide, un juego en los que otros se inspiran, o al menos deberían, aunque tal vez lo hagan más en lo malo que en lo bueno. Con un diseño artístico que ya querrían hasta algunos juegos actuales, Syberia parece un juego de engranajes con un montaje perfecto con apenas fisuras ni fallos y con el ritmo de un reloj. Personajes entrañables (Oscar, fan absoluto) y con una historia inspiradora perfecta de la forma que está contada.

Syberia 1 y Syberia 2
www.syberia-series.com

Lanzamiento:
2002 y 2004 (PC)
Plataformas: PC, PlayStation 2, Xbox, Nintendo DS, iOS, Windows Phone
Desarrollador: Microïds, Benoît Sokal
En venta en: GOG (Mejor versión), Steam, en físico y en muchas otras tiendas digitales.

Contenido Adicional

Un error que puede ocurrir tanto en las ediciones físicas como en las digitales de Syberia 1 es cuando pide el CD o DVD al ver ciertos vídeos de los cilindros en el juego, cuando no es necesario.
Gracias al archivo debug.log creado por el juego, se puede localizar que el fallo se produce por un error en la ruta de los vídeos localizados a otro idioma, que no están colocados en el lugar correcto y que se encuentran con un nombre incorrecto:
CPathManager::IsCurrentFileAvailable: The file '*****' is not currently available. Asking for a CD.
Para solucionar este problema, es muy sencillo. Siguiendo el archivo de debug.log deberás copiar y renombrar estos archivos, y se soluciona el problema.
En mi caso, copiando y renombrando (no moviendo y eliminando los originales, ya que a mi me ha dado problemas) estos archivos dentro de la carpeta "Video" del juego he solucionado el asunto:
ESC2_HansAnnaB.syb C2_HansAnnaB.syb
ESC5_HansAnna.syb C5_HansAnna.syb
ESC10_HansAnna.syb C10_HansAnna.syb 
Si no funciona, siempre se puede mirar el debug.log para conocer los nombres y rutas en tu caso, porque por la razón que sea, no siempre son iguales.

2 comentarios:

  1. Muy completo, interesante y bien sintetizado. Mi enhorabuena :D

    ResponderEliminar